domingo, 13 de septiembre de 2009

El sonido bello de un relato,
con los ojos cerrados
acariciando mi oido suavemente
con cada petalo de tus palabras...
una intensidad formidable,
mis latidos cada vez mas fuertes
los escuchabas con tu cabeza en mi pecho.
Un silencio intermedio... a la voz de un suspiro.
Las sombras interpretaban la comedia
y tu cada vez mas viva,
evocabas el recuerdo y
lo metias en mi memoria....

No hay comentarios: