martes, 1 de febrero de 2011

Reflexiones sinceras

Estoy cansado de este mundo. Yo no se porque hay tanta coherencia en mi razonamiento y tanta vehemencia en mi corazón. Sin embargo la razón esta siempre evitando las dificultades y llevando una vida pacifica y demasiado débil. Es verdad que así caigo bien pero mis latidos se están ocultando cual silencios musicales entre promesas superiores que no llegan a hacerse verbo por la intrépida voluntad de no herir a nadie, de no interferir para no llevar a la desgracia a otras personas y muy en el fondo por el miedo a las batallas que pueden suscitar mis pensamientos bipolares y sarcásticos acerca de la suciedad en que vivimos, Temiendo ser atravesado por las balas, acariciado por los puñetazos de personas viles e ignorantes de buen corazón cristiano que va los domingos a misa y defiende lo suyo. Este muchacho osea yo no encuentra su rebaño y mas aun que aunque tiene pareja se siente cabizbajo, lo único que puedo valorar es su sonrisa, sin embargo estas reflexiones me están matando cada vez que no opino sobre lo que pienso, cada vez que mi pasado idiota me vence y les muestro al torpe niño que alguna vez fui. Indefenso y estúpido....inocente pendejo... todavía soy inocente porque no he querido perder cierta niñidad que me hace disfrutar de placeres pequeños sin embargo puedo ver la falta de responsabilidad pasional de los hombres, cuando se aprovechan de su fuerza bruta de su numero de su falta de algo que perder.
La verdad tengo mucho odio en el corazón y en algún lugar lo tengo que dejar aunque sea en una soledad virtual..........................

No hay comentarios: