viernes, 13 de abril de 2012

Hombre moderno

Despierta… vuela, si sigues reflexionando así te vas a convertir en un ordenador. Creete los sueños de tu alma, las alucinaciones celestiales, que el Cálculo en si es necesario para la vida pero los momentos en que parece que el universo se detiene, quiebra, cambia de dirección, el corazón de un hombre palpita como la si se le viniera encima, respira como si quisiera acabarse el aire de un suspiro. Que la llama del Poeta siga viva, que el ingeniero que hay en ti justifique tus pendejadas… pero el poeta… dejalo volar.

No hay comentarios: