lunes, 30 de julio de 2012

Trinomios Cuadrados Perfectos

Los demonios de la calle nos obligan a estar en casa, con sus cuchillos sedientos de sangre, banalidad y sexo. Con reggaeton de sabores, enseñan su sonrisa falsa y esconden sus colmillos, los lugares donde se rendía culto a la imaginación han sido olvidados y la gente se va a rezar a las iglesias. Nosotros nos escondemos en los cuartos y vanagloriamos los diez mandamientos mas no tenemos opción, se ha pervertido el espíritu, la mística del ser humano se resume en buscar un buen empleo, en no tener deudas, en esquivar a los vampiros no vaya ser que sus sirenas nos embriaguen y nos pierdan con cervezas de olvido y vaginas de colores.

No hay comentarios: