sábado, 1 de septiembre de 2012

Sorpresas de la vida

Ahora me doy cuenta que los fantasmas con los que luche en la pubertad si eran reales, que mis ideales no eran simplemente pensamientos bonitos mas bien se parecen a las palabras sofocadas de un hombre ahogado. Lo que no sabia es que realizar esos ideales esta mas cabrón de lo que imagine, jamas vislumbre que el grillete que me impide realizar mis sueños lo tendría en casa. Que la fatalidad se respira a cada instante, y solo nos dedicamos a nacer, crecer, reproducirnos y morir con momentos gloriosos de sexo, oración, videojuegos, abstracción escolar y mil cosas mundanas que nos distraen para sobrellevar un destino fatídico donde la lucha pierde sentido con el paso del tiempo por que al ultimo nos acostumbramos a esta mierda.

No hay comentarios: