martes, 11 de agosto de 2009

Armonia

Exageradamente bello, escribir con los ojos cerrados, imaginando toda clase de quimeras. Solo basta con voltear a cualquier petalo para que nos indique el sabor del viento e imaginar lo que hay alrededor, oler su aroma y ver percibiendiendo, percibiendo viendo la musica del horizonte, ordenadamente apostolico y multiplemente imaginativo, .....en todas direcciones exiswte un camino, a veces percibible otras ocasiones intangible. El simple hecho del instante provoca delirio de cualquier sentimiento que nos ponen en nuestras nariz...ez con sus ramas, hermoso en todos sus aspectos...solo hay saber escuchar al cuerpo para que se lo comunique a nuestro corazon y mente.

No hay comentarios: