sábado, 29 de agosto de 2009

El comienzo de un pecado

¡Se me revienta el corazon!
Al pronunciar tu nombre,
recordar tus ojos angelicales,

¡¿quien pensaria esta dicha desdicha no dicha?!
pues yo no la pense, la senti....la explote,
¡y pensar y sentir que eres prohibida!
La traicion viene a mi mente,
Millones de ideas nadan en mi mente,
y se deboran unas a otras.

Y sin embargo...espero nuestro propio encuentro

No hay comentarios: